El ordenador.

Muchas veces me encuentro frente a situaciones que no me gustan, que me frustran o que me dan pena. Incluso situaciones en las que me gustaría ser otra. O ser algo. Hay reflexiones que no hago en voz alta, lo que implica que al final se quedan guardadas en la recámara. Es una dinámica nada favorecedora para tu propio bienestar. Por eso, hoy vengo a abrir un poco la válvula, que ya va siendo hora.


A veces te miro y me encantaría encontrar esa tecla para hacer que quieras estar menos tiempo solo. Me gustaría ser como ese ordenador para que, de vez en cuando, pases un poco más de tiempo conmigo. Que oye, nunca viene mal. Solo un poco, nada más.


Illustration by Julián Burford.

© 2023 por Secretos de Armario. Creado con Wix.com