Post 8: Novedades Ciudadanas

Ayer me llegó una carta del ayuntamiento. Manuela Carmena me escribió (es broma, aunque fantaseo con que algún día lo haga). En realidad fue el padrón municipal para confirmarme que ya soy una vecina más empadronada en el barrio de Chueca. La vi en el buzón cuando iba de camino al trabajo y no pudo hacerme más ilusión. Puede decirse que soy una afortunada. Vivo en la casa donde mi abuela formó una familia. Mi padre y mi tío nacieron aquí y ahora puedo decir bien orgullosa que le he tomado el relevo. Una de las muchas veces que iba a comer a su casa y a pasar la tarde me confesó que, si quería, podía irme a vivir con ella. No la tomé en serio y pensé que yo iba a ser una molestia, pero ahora recuerdo sus palabras y creo que estaría feliz de que fuera yo quien cuidara de su acogedor hogar.



Siguiendo con esa idea me gustaría ampliar el rango de acción. Vivir en el barrio donde casi todo el mundo la conocía me hace sentir muy a